Seguridad

AcorazadosSeguridad 

No podemos ir con una coraza armada como Robocop, con lo cual tomar una serie de precauciones siempre es necesario cuando estas viajando.

El concepto seguridad abarca muchos aspectos y voy a intentar desgranarlos para saber hasta donde tenemos que llegar sin caer en la paranoia.   Si tienes miedo siempre mejor que no te muevas de casa o vayas a un buen psicólogo para ver que es lo que puede hacer al respecto.  De todos modos, ser temerario o inconsciente no es prudente y te puede ocasionar muchos problemas.

Seguridad Personal. Los aspectos médicos y de accidente ya los hemos cubierto con el seguro de asistencia, Ver Seguros, pero eso no te asegura que no te va a pasar nada.  Si hacemos deportes de riesgo o nos metemos donde no nos llaman tenemos mucho mas números para el sorteo de un percance. Siempre hay que evaluar con calma los posibles riesgos antes de ir a un país o a un lugar en concreto. Hay que planearlo previamente y decidir si estás dispuesto a correr los riesgos o no.  Si vas con miedo tampoco vas a disfrutar, ergo, mejor no vayas.

El primer consejo es llamar la atención lo menos posible.  No es fácil en algunos casos por la diferencia de raza, pero hemos de intentar respetar usos y costumbres y no ir cargados de joyas o ropa que pueda ofender a las personas que nos rodean.

Otro sí es estar preparado para defendernos.  Si eres un campeón internacional de judo irás más seguro que yo, que no he dado un puñetazo en mi vida y tampoco podría darlo, creo, con eficacia 🙂  Para ayudarme en este aspecto estoy evaluando viajar con un perro de defensa.  Primero porque me encantan los perros.  Siempre he tenido alguno. Y en segundo lugar porque puede vigilar la autocaravana cuando estoy por ahí y me lo puedo llevar conmigo si preveo un riesgo.  Un doberman es perfecto, u otra raza de tu gusto, pero que sean obedientes y valientes… y grandes.   Un yorkshire  no te ayudará mucho y en algunos países hasta se lo comen y todo. Yo he tenido un doberman hace años y es un perro de lo más cariñoso y fácil con los de casa. Los extraños ya es otro cantar y hay que saber manejarlo, pero no ataca si no es atacado o te tiene que defender.  Su mala fama es absolutamente inmerecida, pero nos podemos valer de ella para nuestros objetivos.  Un doberman enfadado te aseguro que acojona. En algunos países un perro puede tener problemas para entrar.  Infórmate previamente en la embajada  o en la web de turismo correspondiente.

Autocaravana.   Yo viajaré con un seguro a todo riesgo cuando sea posible.  En algunos países ya veremos como me apaño. Muchas compañías pondrán problemas o precios prohibitivos. Puede ser un gran problema y habrá que moverse para solucionarlo.  En la CEE no hay dificultades, pero en América del Sur o Central puede ser otro cantar.

Robo de equipaje. He instalado un sistema de alarma en la autocaravana.  Puede disuadir en algunos casos a los amantes de lo ajeno.  El perro creo será más eficaz 🙂   Seguros al respecto los hay y se pueden contratar,  pero lo mejor es viajar ligero.

Robos en la calle. Eso ya es más difícil de cubrir.  Lo que te he aconsejado… no llames la atención.

Ir acompañado. En algunos países se organizan rutas para autocaravanas y viajas con otros.  Puede ser una buena solución para minimizar los riesgo. Y otra es tener un guía local que conozca el terreno y te asesore.

La seguridad total no existe y hay que estar dispuesto a correr ciertos riesgos. Cada uno sabe hasta donde puede llegar.   Meterse en Afganistán hoy es una insensatez, pero la sorpresa puede saltar en cualquier lugar.  Es la vida.

 

Translate »