Lucha por lo que quieres

No podía dormir más. Ur, mi perra, me ha despertado a las 5 de la mañana. Ha tomado la costumbre de venir a pedirme que le abra la puerta del jardín para hacer sus necesidades. Menos mal. Me ha costado enseñarle que dentro de casa no debe. Después, como el que no quiere la cosa ha venido a mi cama y se ha tumbado a mis pies. Es agradable sentir su calor y compañía a través de las sábanas.

Me he puesto a leer una novela que tenía a medias “En un rincón del alma” de Antonia Corrales. Una muy buena novela, bien escrita, sensible y cercana. La he terminado y he sentido unas ganas irrefrenables de sentarme a escribir… no sobre la novela, sino sobre la valentía que hay que tener para hacer lo que quieres hacer, aunque no estés muy seguro de lo que quieres.

Siempre hay dudas y razones contradictorias que nos convencen de que no, de que si, de que quizás… pero en el fondo tu sabes lo que quieres pero no te atreves a hacerlo. Tu corazón sabe más que tu cerebro pero hay una lucha interna que no es fácil ganar. ¡Cuantas ocasiones perdidas! ¡Cuantas vivencias no vividas por miedo e inseguridad! Te das cuenta de esto a medida que vas cumpliendo años. Hablando de cumplir yo cumplí 59 hace unos días y no es que me preocupe cumplirlos, como a muchos que se sienten viejos, sino lo que me preocupa es que me siento demasiado joven para esa edad y !quiero hacer tantas cosas todavía!… que no sé si me dará tiempo. Necesitaría varias vidas para explorar todo lo que me interesa o me atrae y a no ser que nos reencarnemos me parece que muchas de mis inquietudes tendrán que quedarse en el tintero. Hay que escoger.

Y hablando de escoger entra de lleno el viaje que pronto va a empezar. Si todo sale según lo previsto en mayo me voy a Marruecos un mes para probar el camión y todo su equipo, que parece la NASA, y sobre todo para probarme a mí mismo de que no he tomado un camino equivocado. Lo sé. Sé que es mi destino, pero tengo miedos. Es un cambio radical en mi vida y además definitivo. Me entran las dudas y el nerviosismo del día de la boda supongo. ¿Será el hombre o la mujer de mi vida? ¿No me estaré equivocando o precipitando? Perdonad la comparación… pero no se me ocurre otra mejor para expresar lo que siento. Lo deseo y temo a la vez.

Hace tres años que estoy planificando con una tozudez casi obsesiva y becerril todo el proyecto. He ido saltando todos los obstáculos, venciendo resistencias, buscando el dinero necesario y adaptándome a las circunstancias día tras día. Del proyecto inicial y romántico de viajar yo sólo con Ur queda poco. Un sabio proverbio africano dice “Si caminas solo, llegarás más rápido; Si caminas acompañado, llegarás más lejos” y me di cuenta que necesitaba ayuda. Y siguiendo mi estela he montado una productora para contar todas mis experiencias. Es mi sino. Cualquier cosa que toco se convierte en una empresa tarde o temprano. Muchas sin éxito he de reconocerlo, pero otras han dado sus frutos.

Mi intención con esta nueva aventura no es ganar dinero. En el hipotético caso de que así fuera, los beneficios se destinarán a colaborar con las ONG que crea conveniente en cada momento, pero he de poder pagar a los dos chicos que me van a acompañar para documentar gráficamente todo el proyecto. Ellos son jóvenes, con talento y con toda una vida por delante y yo no puedo ni quiero embarcarlos en mi nave sin asegurar mínimamente su futuro. Son muchos años y no sé lo que pasará. Riesgos habrá, problemas mil, choques culturales y emocionales que nos harán reír o llorar… Vivir en resumen. Quiero darles las gracias por confiar en mí. Espero no defraudarles.

A partir de ahora empieza la aventura. Marruecos la primera etapa, donde pretendo rodar una maqueta para solicitar ayuda a los posibles patrocinadores o cadenas de TV.

En Octubre la siguiente etapa y ésta ya de varios meses de duración. Empezando en Barcelona y bordeando el Mediterráneo hasta Roma, Sicilia, sur de Italia, Grecia y Turquía. Son la cuna de nuestra civilización. Después si la suerte nos acompaña y el patio está tranquilo, desde Estambul a Alejandría en barco. No quiero arriesgarme ahora a pasar por Siria. Egipto merecerá una estancia prolongada y después ya iré fijando la ruta. En estos momentos me siento incapaz de hacerlo. Hay demasiadas variables incontroladas todavía, pero mi corazón me dice que ya que estamos en África… pues “pa bajo” y que “Salga el sol por Antequera y póngase por donde quiera”.

Sobre Figueras Joan

Economista y empresario. Nací en 1957 en Barcelona. En 2015 decido dar la vuelta al mundo en una autocaravana y desarrollo este proyecto montando una productora para contar mis experiencias durante los 7 años que durará este viaje. Me gusta mucho viajar, leer, escribir, la música, el cine, la naturaleza, el arte, el buen comer... en fin, todo lo bueno que te puede dar la vida... y de paso ayudar a los demás si las cosas salen bien. Casi siempre estoy de buen humor y positivo.

échale un vistazo a...

Collage 1

El barco ha empezado a moverse. Son las 10 de la mañana. Por la ventana …

Translate »