Hablar al viento

Cuando uno escribe es como si hablara al viento. Es lanzar palabras pero nadie te las devuelve. Vuelan por todas partes… pero no sabes si las escuchan.

Escribir es un acto muy curioso. Yo creo que el que escribe lo hace sobre todo para él mismo. Al menos al principio… después, si sabe que le escuchan puede modular el mensaje en función de ello… pero aun así, al menos en mi caso, me gusta hacerlo para mí mismo.

Escribir me aclara las ideas, me ayuda a pensar, a encontrar matices en las cosas que con solo pensar no se me ocurren y no me doy cuenta de que existen. Nuestra mente funciona muy rápido y pasa por alto muchos detalles y escribir la frena, la relaja, la entrena y la mejora.

Alguien dijo que escribir es un acto de valentía. Muy cierto, creo, si uno es honesto y dice lo que piensa. No es fácil ser uno mismo y mostrarte desnudo ante el resto de la gente. Intelectualmente hablando… Mi desnudo físico seguro no interesaría a nadie ya…

Tus opiniones y sentimientos pueden no estar de acuerdo con la mayoría o sencillamente provocar rechazo. Muchos se pueden reír o te menosprecian… o al contrario… pero hay que ser valiente para que eso no te importe y seguir adelante.

Estaba paseando a la Ur y se me ha ocurrido esto… Ya ves para lo que sirve tener un perro… je je

Sobre Figueras Joan

Economista y empresario. Nací en 1957 en Barcelona. En 2015 decido dar la vuelta al mundo en una autocaravana y desarrollo este proyecto montando una productora para contar mis experiencias durante los 7 años que durará este viaje. Me gusta mucho viajar, leer, escribir, la música, el cine, la naturaleza, el arte, el buen comer... en fin, todo lo bueno que te puede dar la vida... y de paso ayudar a los demás si las cosas salen bien. Casi siempre estoy de buen humor y positivo.
Translate »